jueves, 21 de julio de 2011

Técnica rotacional


Esta técnica tiene el mismo principio y estructura mecánica que el lanzamiento del disco. Generalmente es empleada por los deportistas que practican bala y disco.

Posición inicial.

El lanzador se sitúa de espalda al área de caída de la bala, erguido y con la mirada al frente. Los pies deberán estar paralelos entre sí. Aunque esta posición es personal, pues es producto del proceso de concentración del deportista y del rompimiento de la inercia, generalmente se adelanta una pierna más que otra, atendiendo la mano de lanzar y el peso corporal se lleva un poco el peso a esa pierna. En esta posición y para comenzar el deslizamiento se lleva la bala ala fosa clavicular, donde es asegurada.

El giro o paso sprint

Esta fase comprende los siguientes movimientos:
Se realizan balanceos preliminares llevando el brazo hacia la derecha y arriba o viceversa si fuera zurdo.
El tronco debe rotar en la misma dirección.
El peso del cuerpo se sitúa sobre ambas piernas.
La pierna del brazo que porta la bala se apoya sobre la planta del pie.
La pierna izquierda se apoya sobre la región metatarsiana.
Las piernas se encuentran ligeramente flexionadas.
En esta posición el lanzador trata de alcanzar el máximo de torsión posible entre la cadera y los hombros, atendiendo a sus ejes respectivos.
De esta posición el lanzador inicia el giro pasando el peso del cuerpo de la pierna derecha hacia la izquierda.
El brazo izquierdo se abre hacia la izquierda.
La pierna izquierda girando sobre la punta del pie que ejecuta el giro activo, despegando en acción de empuje contra el piso.
El tronco se coloca sobre la vertical de la pierna izquierda.
La pierna derecha se eleva e inicia su movimiento alrededor del pie izquierdo.
El tronco no debe girar y permanecer lo más erecto posible.
El brazo izquierdo se encuentra casi en prolongación del eje de los hombros y formando un ángulo cercano a los 90º con el tronco.
La pierna derecha se dirige hacia delante en un movimiento de rotación hacia el centro del círculo.
La pierna izquierda realiza un empuje activo sin realizar extensión de la rodilla, la idea es que este movimiento sea rasante.
El pie derecho entra en contacto con el piso sobre el metatarso, cerca al centro del círculo.
La pierna izquierda se dirige hacia atrás y el brazo derecho se mantiene retrasado y en alto.

Ejercicios metodológicos

Ejercicio # 1:
El deportista simulará el paso impulsor sin bala. Al tener mecanizado este movimiento el deportista deberá practicarlo con la bala.

Fase Final

En esta fase el brazo libre que desarrolla un fuerte reflejo de extensión. La bala abandona la mano. Los dos pies deben dejar el suelo con una fuerte y rápida extensión de las piernas.
Para la recuperación se cambian los apoyos para lograr el equilibrio y no dar faltas.

Ejercicios metodológicos

Ejercicio # 1:
El deportista deberá situarse de frente al área de caída de la bala y ejecutar lanzamientos con doble apoyo.
Ejercicio # 2:
El deportista deberá situarse de frente al área de caída de la bala y ejecutar lanzamientos. En el momento del lanzamiento deberá despegar del piso con las dos piernas, asegurándose de que el despegue dé fuerza al lanzamiento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada